Receta de Flan de huevo

El postre que vamos a preparar en el Restaurant Day de febrero en La Cuchara es Flan de huevo.

En el anterior evento fue Tiramisú y la verdad, muy Spanish no es.

Creo que soy incapaz de recordar la primera vez que mi madre hizo flanes. Pero yo era bien pequeño cuando este postre se plantaba en la mesa.

Tengo varios recuerdos relacionados con el flan. Casi todos muy muy buenos menos uno que no se puede contar por escrito porque no es agradable 😉

El que me viene con más fuerza es el del caramelo líquido que acompaña al flan.

Recuerdo que mi madre lo preparaba con un paquete de Royal que llevaba un preparado en polvo y unos sobrecitos de caramelo líquido para acompañar. Generalmente mi madre preparaba el flan por la mañana y como debe dejarse enfriar, después de la siesta venía el proceso de incorporar el preparado en los cacitos de aluminio.

Era justo en el momento de la siesta cuando yo aprovechaba que siempre he sido demasiado inquieto para siestas (al menos de pequeño) para atrincherarme en la cocina y robar los sobrecitos de caramelo. Me encantaba cortar una esquina, lo más pequeña posible para tener esa falsa sensación de que el placer iba a ser ilimitado.

En cuanto mi madre se levantaba y encontraba el desastre lo único que hacía era mirarme con cara de sorpresa y darme un beso. Como con la pasta de las croquetas de pollo.

Preparar el flan de huevo es francamente sencillo. Ayer llamé a mi madre para que me diera la receta y por teléfono no es lo mismo que vivirlo in situ pero vamos, no tiene misterio.

Ingredientes

  • Leche
  • Huevos
  • Canela en rama
  • Corteza de limón
  • Azúcar
  • Caramelo líquido

Preparación

1. Se calienta la leche en un cazo según los flanes que queramos. Imagino que un litro puede sacar unos 5 ó 6 flanes. A la leche le habremos añadido:

  • La canela en rama
  • El azúcar
  • La corteza de limón
  • 6 huevos enteros batidos por cada litro de leche
  • La leche se calienta básicamente para que el azúcar se disuelva bien. No debe hervir.
  • Cuando veamos que todo ha cogido cuerpo lo dejamos enfriar. Según dónde residáis os recomiendo que tapéis la olla con un colador o similar para que nada enturbie la mezcla (y hasta aquí puedo leer).

2. Cuando esté frío se preparan los cacitos o un recipiente grande en función de si queréis flanes individuales o no.
3. Hay que echar en la base del cacto un chorrito de caramelo líquido (se puede comprar o hacer).
4. Yo soy de los que echaría 2 dedos de caramelo pero sinceramente, no hace falta tanto, que cubra la base y la propia textura ya le da una cantidad suficiente.
5. Los cacitos se pondrán al baño maría y en media hora estará cuajado. De vez en cuando introducimos un tenedor para comprobar que no sale grumoso, así sabremos que ya está hecho.
6. Cuando esté frío a la nevera.

Presentación

Para servir podéis sacar el cacito tal cual o volcarlo en un plato. Ideal acompañarlo con nata montada y nueces chinas caramelizadas. Para los súper golosos podéis añadir un chorrito de caramelo líquido extra como siempre hace mi hermana. El “extra” le llama.

Si lo queréis hipercalórico no olvidéis añadir una rodaja de piña en almíbar, medio melocotón en almíbar y algo de helado. El pijama de todas las comuniones en España.

Que lo disfrutéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s