Slow cocido en Amsterdam

Cocido

Animado por este divertido post sobre el origen del cocido o puchero (http://www.soldeinvierno.net/la-verdad-sobre-el-putxero-de-nadal) me dispongo a escribir mi versión del asunto.

Insistiendo en el hecho de que mis padres fueron carniceros ambos dos se entiende que la vinculación de nuestra dieta con la carne estaba sobradamente justificada.

Como manda la tradición el dia de Navidad en mi casa se ha comido cocido casi toda la vida excepto en los años en que mi madre decidió innovar y hacer crema de carabineros. Muchos no conocéis a mi madre pero para ella lo de “menos es más” es un atentado a su modo de vida así que os podéis imaginar cómo era la crema esa. Peleas había por las sobras.

En cuanto al cocido, el de mi madre está para chuparse los dedos y siempre que vuelvo a casa y mi madre insiste en que le diga lo que me apetece comer. Casi siempre le digo que lo que menos faena le de pero cocidos siempre caen.

Establecidos en Amsterdam el protocolo casi siempre es el mismo. Domingo de cocido y sobremesa de UNO con los amigos.

A mí particularmente la olla exprés no me gusta y casi diría que me parece un invento del diablo pero… a gustos colores. Es cierto que con una olla exprés un cocido está listo en una hora o así pero a mí me gusta eso de tener que echarle un ojo cada dos por tres a una olla tradicional. Me da como que le transmites más amor. Una olla lo más grande posible y armarse de paciencia para estar las 3 horas de rigor.

Mi cocido tiene receta propia recogida según nuestros gustos personales así que hay que tomárselo con cariño.

Ingredientes

  • Pollo para sopa. En el Albert Cuyp market (a esta altura de la calle aprox: http://goo.gl/maps/EuALU) hay un par de sitios de pollo donde puedes encontrar la carne. Venden cuartos de pollo entero o bolsitas con piezas pequeñas.
  • Pelota de carne. Esto requiere proceso previo porque hay que comprar carne picada y hacerlas. Carne, ajos, perejil, piñones, yema de huevo y pan rallado. Se mezcla todo a ojo de buen cubero y cuando quede recio se hacen las pelotas y se reservan.
  • Rabo de cerdo. Esto lo pongo desde hace poco porque le da un toque extra y luego se puede desmenuzar la carne y hacerla frita. Bomba calórica por excelencia.
  • Huesos de ternera. No suelo poner los huesos que pone mi madre porque aquí no los he encontrado y a mí particularmente la carne de Holanda no me sabe igual. Los compro en Kema Vlees en Kinkersstraat muy cerca de Ten Kate Market. http://goo.gl/maps/fMe4u
  • Embutido para cocido. Morcilla, butifarra blanca y puntualmente chorizo. Sí difíciles de encontrar pero tengo el congelador lleno de reservas.
  • Patata. Últimamente la patata que sobra la machaco y hago puré de patata tradicional que combino con pollo al horno o salchichas.
  • Chirivía.
  • Nabo. No soy muy fan porque con la chirivía me conformo.
  • Zanahoria.
  • Puerro.
  • Garbanzos. Yo los compro cocidos ya y los añado al final del proceso. Lo de ponerlos en remojo previamente me parece demasiado lío.

Proceso de cocción

  • Llenar la olla de agua calculando que los ingredientes ocupan espacio. La práctica hace al maestro.
  • Lavar muy bien la carne.
  • Poner a hervirlo todo. A pesar de limpiar la carne siempre se genera una especie de espuma que amarga el caldo. Para evitarlo hay 2 maneras. Una es tirar el primer agua de cocción una vez empieza a hervir y volver a empezar. Otra es ir retirando la espuma con una espumadera cada poco tiempo. La segunda opción es más engorrosa porque hay que hacerlo muchas veces.
  • Añadir la sal desde el principio. En cuanto se añade la sal la espuma que os comento aparece instantáneamente.
  • Después de 1 hora añadir las pelotas de carne y el embutido.
  • Pasada 2 horas añadir las verduras más duras: patata, zanahoria, chirivía, nabo. Pendiente tengo probar de añadirlo más tarde.
  • Probar de sal y rectificar.
  • Pasadas 2 horas y media añadir el puerro y los garbanzos.
  • Pasadas 3 horas apagar el fuego.

Platos

  • Separar el caldo de los ingredientes.
  • Con el caldo se pueden hacer fideos, letritas, galets (muy catalán sí), etc.
  • El nabo y la chirivía yo los deshecho.
  • Servir en una fuente la carne, el embutido y las verduras.
  • Servir en un bol los garbanzos.

cocido cocido Cocido

Qué hacer con las sobras (si las hay)

  • Con las patatas como ya he dicho se puede hacer puré de acompañamiento a otro plato.
  • Con las zanahorias y el puerro una crema.
  • Con el pollo lo ideal es hacer croquetas, lasaña, canelones.

Comerse el Cocido

El cocido tiene dos formas de comerse. Uno es mezclando en el propio plato de la sopa trozos de la carne y verdura. El otro es comer primero la sopa y posteriormente la carne y verdura siempre regado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Después de esto sólo quedan ganas de quedarse sentado en la mesa hasta que el centrifugado estomacal haya terminado. Para pasar la velada nada como compartirlo con amigos y jugar a algún juego de mesa como el UNO o similar.

Variantes

Se puede usar carcasas de pollo y si se quiere dar un toque especial se pueden hornear un rato antes de meterlas en el caldo.

Tanto la carne como las verduras son a voluntad y lo que la imaginación diga. Se puede hacer sólo de pollo o de ternera y cerdo, poner boniato, col, etc. El caso es encontrar los ingredientes idóneos y listo.

Tenéis alguna variante interesante?

Anuncios

Propósitos de 2014

Parece que es tradición hacer una lista de propósitos cuando se empieza un año nuevo y aunque muchos conocéis mi faceta anticonvencional he pensado en hacerla.

Así que ahí va una lista (os advierto, bastante larga) de mis propósitos de 2014.

Primero los nuevos nuevos (y por orden alfabético).

  • Black Sails. Una de piratas.

Las historias de piratas siempre me han fascinado. Aventura, riesgo, emoción, cañonazos…  Si se piensa bien, pocos estereotipos más maquillados en la historia del cine. Dudo que los piratas, de cualquier época, sean tan así como nos los pintan. Me refiero a que se supone que son malos pero al final siempre tienen un deje positivo. Esta que os pongo no tienen mala pinta.

  • Klondike. No es un palo, es oro!

Últimamente las historias del oeste americano me están enganchando. Hell on wheels (hablaré de ella luego) y Deadwood (aunque no la acabé) son ejemplos. En esta se cuenta la historia de la fiebre del oro en Alaska. El trailer ofrece garantías de calidad suficiente.

  • Outlander. Viajar en el tiempo.

Imagina estar ayudando en un hospital de campaña de la Segunda Guerra Mundial, que te de un vahído y despertarte unos 200 años antes… como se te ocurra aplicar alguna de las técnicas de medicina moderna lo menos que te pueden decir es que eres una bruja… No hay trailer todavía pero hay libros a cascoporro.

  • Rake. Pégame aquí que tengo un root canal (endodoncia) a ver si me lo arreglas.

Otro tópico que me encanta. El loser pero que en realidad es un winner. Sobre todo porque suele ser un loser en convencionalismos comunes pero su brillantez le sirve para salir adelante. Que no tienes camisa planchada? qué más da. Realmente lo importante está en el interior, no en lo planchado de la camisa. Es un remake de una serie australiana pero me da que tiene calidad suficiente.

  • Spoils of Babylon. Ricachones pero en formato satírico.

Los productos que se alejan del mainstream me encantan así que esta serie ya me tiene robado el corazón. A ver cómo se da. El reparto es de cine así que…

  • The Assets. Espías con flojera.

No las tengo todas conmigo, la verdad, porque The Americans (luego hablaré de ella) es mel de romer así que como no le den candela lo tienen crudo.

  • True Detective. 17 años investigando a un serial killer? I’m in.

Reparto de cine again. Se nota que la madurez en la producción de series está llegando alto. La historia también tiene buena pinta, para colmo en la América profunda (ya vale de bonitas tomas de NYC y compañía) y el mundo detectivesco mola. No en vano Somos hijos de Remington Steele, Luz de Luna, Mike Hammer, Magnum, Canción triste de Hill Street…

  • Wayward Pines

Agente del servicio secreto en busca de dos agentes desaparecidos. Me recuerda a Twin Peaks no se porqué. Adaptación de M. Night Shyamalan. No hay trailer pero aquí le tenéis hablando de la serie.

Los propósitos con los que seguiré este año.

  • Broadchurch. Miniserie policíaca inglesa sobre un asesinato en un pueblucho costero. Después del éxito van a estirarla con otra temporada. Esperemos que igual de buena.
  • Bron/ Broen. Serie policíaca sueco-danesa. La primera temporada sublime. La segunda en la línea. La tercera a ver qué nos depara. Los personajes principales simplemente geniales, un tipo que no puede tener la bragueta cerrada y una poli que parece un robot.
  • Game of Thrones. Casi ya se me han olvidado los libros pero con ganas de ver cómo sigue la adaptación. A partir de ahora seguir fielmente los libros se hace casi imposible.
  • Hell on wheels. Historia de la construcción del ferrocarril en el oeste. Muy interesante y la moral del prota mola mucho.
  • House of cards. Si quieres saber cómo funciona el Senado americano y por ende el senado de cualquier país, esta es tu serie. Escalofríos.
  • Justified. Otra de policías en la América redneck. Otro poli de moral distraída.
  • Last tango in Halifax. Deliciosa serie romántica de unos setentones en la Inglaterra profunda (es curioso cómo lo “profundo” de los países tiene tanto tirón. Para cuando una serie española ambientada en Cuenca, por ejemplo? (con todo el respeto a Cuenca).
  • Orange is the new black. Drama en una carcel de mujeres. En algunos momentos más que drama parece que estén de colonias pero está muy bien. Recomendada por David Simmon (The Corner, The Wire, Treme).
  • Rectify. Más América profunda y a ver cómo sobrevives cuando te sueltan después de 20 años, inocente de un delito que marcó al pueblo.
  • Sherlock. Qué gran adaptación. Muy recomendable leer los libros antes de empezarla porque la manera de encajar las historias originales es sublime. Y los actores… geniales.
  • Sons of Anarchy. La última temporada nos ha dejado con la boca abierta en más de un capítulo. Tengo curiosidad por ver cómo avanzan ahora.
  • Suits. Abogados triunfadores. Me encanta cuando Harvey le explica una y otra vez a Mike en qué nivel está cada uno.
  • The Americans. Espías en la guerra fría. No se si es oro todo lo que reluce pero si tiene algo de verdad, miedito con cómo se las gastaban en los 80 cuando Reagan es presi. Indispensable.
  • The blacklist. Drama policíaco en el que un supervillano se pasa a consultor del FBI por intereses personales y donde nada es lo que parece.
  • The good wife. Otra de abogados con una evolución de los personajes muy buena.
  • The walking dead. Esta casi me cansa un poco ya pero hay que darle una oportunidad. Creo que está muy bien hecha.

Los propósitos que no he podido cumplir.

  • Boardwalk Empire. Atlantic City años 20, corrupción a troche y moche. Después de lo de Jimmy ahí me quedé.
  • Deadwood. Ciudad del Oeste americano que como tal ni siquiera pertenece todavía a un Estado. Oro por aquí, putis por allá, Bill Hickock, Calamity Jane…
  • Dexter. Analista de marcas de sangre en escenas criminales que por la noche asesina a malvados. Ya me lo habían advertido pero quise darle una oportunidad. Sobreviví a la tercera y ando por la quinta pero se me hace cuesta arriba.
  • Homeland. Volver a casa después de unos años secuestrado por los talibanes no es fácil. De verdad. Algo hay que no me engancha.
  • Mad men. Industria publicitaria años 60… no se. No me hizo clic.
  • Nurse Jackie. Enfermera cáustica que le da a las drogas cosa fina. A todo lo que pueda pillar en el hospital. La empecé con muchas ganas porque sale Eddie Falco (Carmela Soprano) pero a mitad de la segunda… ahí se quedó.

Y por último, los propósitos que repetiría siempre (y por orden de importancia)

  • The Sopranos. James Gandolfini que estás en los cielos… Qué decir de ese mafioso sociópata que necesita ir al psiquiatra para poder sobrellevar las consecuencias de liderar a la Familia. No me canso de verla una y otra vez.
  • The Wire. Qué gran serie. Qué bien cerrada está. Os recomiendo ver primero The Corner, miniserie de unos 8 capítulos que es el germen de The Wire.
  • Breaking Bad. Ser un crack de la química y convertirte en un crack de la metanfetamina… impagable. El giro de Walter es sublime.
  • Luther. El gran Idris Elba (Ringer Bell en The Wire) como poli en Londres con un alter ego igual de inteligente que él.
  • The Corner. Precuela de The Wire. Más tipo docudrama que serie en sí pero igual de reveladora.

Y hasta aquí mi lista de propósitos. Tenéis alguno para compartir?