Caldereta de pescado, receta

La caldereta es un estofado de pescado que en su dia se realizaba con los descartes de la pesca.

Se le suele llamar también zarzuela, cuando tiene ingredientes más nobles, o suquet en la costa mediterránea.

Como muchos platos tradicionales, tiene multitud de versiones y al final se trata de combinar los ingredientes disponibles o que más nos gusten.

Ingredientes para 6 personas

  • Caldo de pescado casero, aquí un buen video de como hacerlo o de pastilla. Al menos un 2 litros.
  • Rape (o merluza): dependiendo del tamaño pues entre 6 o 12 piezas.
  • Sepia (o calamar): un kilo debería ser suficiente.
  • Gambas (o langostinos o cigalas): yo suelo poner 1 por persona así que 6
  • Almejas (o mejillones): calculando 3 ó 4 por persona es suficiente así que 24
  • Cebolla: una cebolla grande.
  • Tomate natural (o frito si queremos ahorrarnos un poco de tiempo): si es natural por lo menos 4 tomates.
  • Patatas: media patata mediana por persona para que salgan 3 ó 4 piezas.
  • Ajos: 3 ó 4
  • Sal
  • Pimentón rojo o ñora machacada: una cucharada sopera
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Picada de pan frito y almendras (o avellanas): como unas 3 ó 4 cucharadas soperas.

Es importante tener las cosas preparadas al máximo para no interrumpir tiempos de cocción o entretenerse demasiado enharinando el rape mientras se quema la sepia 😉

Recipiente

Como el resultado final depende de que el caldo se consuma es importante usar una olla o sartén que tengo suficiente base y que sea alta. También porque los ingredientes enseguida ocupan todo el espacio.

Paso 1: marcar y reservar

Vamos a pasar por la sartén las gambas, la sepia y el rape enharinado. Un par de minutos, no queremos freír los ingredientes pero sí marcarlos. No escatiméis con el aceite. No hace falta que floten pero que esté bien. El rape lo último ya que la harina va a absorber el aceite.

Objetivo: sellar los ingredientes y que el aceite incorpore los jugos y sabores.

Paso 2: empieza la fiesta

Picamos la cebolla y empezamos a freírla con los ajos (que también se pueden poner desde el principio con cuidado de que no se quemen).

Enseguida incorporamos las patatas que vamos a “romper”. Es decir, no hay que cortarlas con el cuchillo. Cortamos lo que sería la mitad del tamaño que queremos y el resto rompemos la patata. De esta manera se libera la albúmina que ayudará a ligar la salsa final.

Objetivo: que la cebolla este pochada y la patata tenga una capa de fritura de unos 3 ó 4 milímetros.

04-cebolla y patatas

Paso 3: el pimentón y el tomate

Tened preparado el tomate y el pimentón de manera que enseguida que echéis el pimentón y hayáis dado un par de vueltas podáis echar el tomate. El pimentón se quema muy fácilmente y amarga el guiso. Si al echarlo tenemos que rallar el tomate o abrir un bote, etc. se nos quemará.

Objetivo: el tomate debe cocerse bien. Una señal es ver que el agua que ha echado al rallarlo se evapora por completo. Si ya está frito con dejarlo un par de minutos es suficiente.

Paso 4: empieza el chup chup

Echamos el caldo caliente y lo llevamos a ebullición. Sin tapar dejamos que reduzca al menos a la mitad. También depende del gusto de cada uno respecto al espesor de la salsa final.

05-caldo

Paso 5: incorporar la sepia, gambas, el rape y la picada.

El caldo se ha ido reduciendo y se nota que no es tan líquido. Aún se pueden mover las patatas sin problemas.

Las patatas están casi casi hechas, las pinchamos con el cuchillo y sólo el centro está duro.

Incorporamos los ingredientes y movemos un poco todo para que aposente.

Objetivo: en este último paso vamos a poner las gambas, la sepia y el rape que ya están medio hechos. Tan solo queremos que con unos 2 o 3 minutos de caldo hirviendo se acaben de cocer.

Paso 6: almejas

En los 3 ó 4 minutos finales incorporamos las almejas y tapamos para que el propio calor las cocine.

Se puede apagar el fuego ya que con el propio calor quedarán cocinadas.

06-almejas

Paso 7: emplatar y disfrutar

07-fin

Lamentablemente no tengo foto del empatado, me envías una tu?

Propósitos de 2014

Parece que es tradición hacer una lista de propósitos cuando se empieza un año nuevo y aunque muchos conocéis mi faceta anticonvencional he pensado en hacerla.

Así que ahí va una lista (os advierto, bastante larga) de mis propósitos de 2014.

Primero los nuevos nuevos (y por orden alfabético).

  • Black Sails. Una de piratas.

Las historias de piratas siempre me han fascinado. Aventura, riesgo, emoción, cañonazos…  Si se piensa bien, pocos estereotipos más maquillados en la historia del cine. Dudo que los piratas, de cualquier época, sean tan así como nos los pintan. Me refiero a que se supone que son malos pero al final siempre tienen un deje positivo. Esta que os pongo no tienen mala pinta.

  • Klondike. No es un palo, es oro!

Últimamente las historias del oeste americano me están enganchando. Hell on wheels (hablaré de ella luego) y Deadwood (aunque no la acabé) son ejemplos. En esta se cuenta la historia de la fiebre del oro en Alaska. El trailer ofrece garantías de calidad suficiente.

  • Outlander. Viajar en el tiempo.

Imagina estar ayudando en un hospital de campaña de la Segunda Guerra Mundial, que te de un vahído y despertarte unos 200 años antes… como se te ocurra aplicar alguna de las técnicas de medicina moderna lo menos que te pueden decir es que eres una bruja… No hay trailer todavía pero hay libros a cascoporro.

  • Rake. Pégame aquí que tengo un root canal (endodoncia) a ver si me lo arreglas.

Otro tópico que me encanta. El loser pero que en realidad es un winner. Sobre todo porque suele ser un loser en convencionalismos comunes pero su brillantez le sirve para salir adelante. Que no tienes camisa planchada? qué más da. Realmente lo importante está en el interior, no en lo planchado de la camisa. Es un remake de una serie australiana pero me da que tiene calidad suficiente.

  • Spoils of Babylon. Ricachones pero en formato satírico.

Los productos que se alejan del mainstream me encantan así que esta serie ya me tiene robado el corazón. A ver cómo se da. El reparto es de cine así que…

  • The Assets. Espías con flojera.

No las tengo todas conmigo, la verdad, porque The Americans (luego hablaré de ella) es mel de romer así que como no le den candela lo tienen crudo.

  • True Detective. 17 años investigando a un serial killer? I’m in.

Reparto de cine again. Se nota que la madurez en la producción de series está llegando alto. La historia también tiene buena pinta, para colmo en la América profunda (ya vale de bonitas tomas de NYC y compañía) y el mundo detectivesco mola. No en vano Somos hijos de Remington Steele, Luz de Luna, Mike Hammer, Magnum, Canción triste de Hill Street…

  • Wayward Pines

Agente del servicio secreto en busca de dos agentes desaparecidos. Me recuerda a Twin Peaks no se porqué. Adaptación de M. Night Shyamalan. No hay trailer pero aquí le tenéis hablando de la serie.

Los propósitos con los que seguiré este año.

  • Broadchurch. Miniserie policíaca inglesa sobre un asesinato en un pueblucho costero. Después del éxito van a estirarla con otra temporada. Esperemos que igual de buena.
  • Bron/ Broen. Serie policíaca sueco-danesa. La primera temporada sublime. La segunda en la línea. La tercera a ver qué nos depara. Los personajes principales simplemente geniales, un tipo que no puede tener la bragueta cerrada y una poli que parece un robot.
  • Game of Thrones. Casi ya se me han olvidado los libros pero con ganas de ver cómo sigue la adaptación. A partir de ahora seguir fielmente los libros se hace casi imposible.
  • Hell on wheels. Historia de la construcción del ferrocarril en el oeste. Muy interesante y la moral del prota mola mucho.
  • House of cards. Si quieres saber cómo funciona el Senado americano y por ende el senado de cualquier país, esta es tu serie. Escalofríos.
  • Justified. Otra de policías en la América redneck. Otro poli de moral distraída.
  • Last tango in Halifax. Deliciosa serie romántica de unos setentones en la Inglaterra profunda (es curioso cómo lo “profundo” de los países tiene tanto tirón. Para cuando una serie española ambientada en Cuenca, por ejemplo? (con todo el respeto a Cuenca).
  • Orange is the new black. Drama en una carcel de mujeres. En algunos momentos más que drama parece que estén de colonias pero está muy bien. Recomendada por David Simmon (The Corner, The Wire, Treme).
  • Rectify. Más América profunda y a ver cómo sobrevives cuando te sueltan después de 20 años, inocente de un delito que marcó al pueblo.
  • Sherlock. Qué gran adaptación. Muy recomendable leer los libros antes de empezarla porque la manera de encajar las historias originales es sublime. Y los actores… geniales.
  • Sons of Anarchy. La última temporada nos ha dejado con la boca abierta en más de un capítulo. Tengo curiosidad por ver cómo avanzan ahora.
  • Suits. Abogados triunfadores. Me encanta cuando Harvey le explica una y otra vez a Mike en qué nivel está cada uno.
  • The Americans. Espías en la guerra fría. No se si es oro todo lo que reluce pero si tiene algo de verdad, miedito con cómo se las gastaban en los 80 cuando Reagan es presi. Indispensable.
  • The blacklist. Drama policíaco en el que un supervillano se pasa a consultor del FBI por intereses personales y donde nada es lo que parece.
  • The good wife. Otra de abogados con una evolución de los personajes muy buena.
  • The walking dead. Esta casi me cansa un poco ya pero hay que darle una oportunidad. Creo que está muy bien hecha.

Los propósitos que no he podido cumplir.

  • Boardwalk Empire. Atlantic City años 20, corrupción a troche y moche. Después de lo de Jimmy ahí me quedé.
  • Deadwood. Ciudad del Oeste americano que como tal ni siquiera pertenece todavía a un Estado. Oro por aquí, putis por allá, Bill Hickock, Calamity Jane…
  • Dexter. Analista de marcas de sangre en escenas criminales que por la noche asesina a malvados. Ya me lo habían advertido pero quise darle una oportunidad. Sobreviví a la tercera y ando por la quinta pero se me hace cuesta arriba.
  • Homeland. Volver a casa después de unos años secuestrado por los talibanes no es fácil. De verdad. Algo hay que no me engancha.
  • Mad men. Industria publicitaria años 60… no se. No me hizo clic.
  • Nurse Jackie. Enfermera cáustica que le da a las drogas cosa fina. A todo lo que pueda pillar en el hospital. La empecé con muchas ganas porque sale Eddie Falco (Carmela Soprano) pero a mitad de la segunda… ahí se quedó.

Y por último, los propósitos que repetiría siempre (y por orden de importancia)

  • The Sopranos. James Gandolfini que estás en los cielos… Qué decir de ese mafioso sociópata que necesita ir al psiquiatra para poder sobrellevar las consecuencias de liderar a la Familia. No me canso de verla una y otra vez.
  • The Wire. Qué gran serie. Qué bien cerrada está. Os recomiendo ver primero The Corner, miniserie de unos 8 capítulos que es el germen de The Wire.
  • Breaking Bad. Ser un crack de la química y convertirte en un crack de la metanfetamina… impagable. El giro de Walter es sublime.
  • Luther. El gran Idris Elba (Ringer Bell en The Wire) como poli en Londres con un alter ego igual de inteligente que él.
  • The Corner. Precuela de The Wire. Más tipo docudrama que serie en sí pero igual de reveladora.

Y hasta aquí mi lista de propósitos. Tenéis alguno para compartir?

Receta de Flan de huevo

El postre que vamos a preparar en el Restaurant Day de febrero en La Cuchara es Flan de huevo.

En el anterior evento fue Tiramisú y la verdad, muy Spanish no es.

Creo que soy incapaz de recordar la primera vez que mi madre hizo flanes. Pero yo era bien pequeño cuando este postre se plantaba en la mesa.

Tengo varios recuerdos relacionados con el flan. Casi todos muy muy buenos menos uno que no se puede contar por escrito porque no es agradable 😉

El que me viene con más fuerza es el del caramelo líquido que acompaña al flan.

Recuerdo que mi madre lo preparaba con un paquete de Royal que llevaba un preparado en polvo y unos sobrecitos de caramelo líquido para acompañar. Generalmente mi madre preparaba el flan por la mañana y como debe dejarse enfriar, después de la siesta venía el proceso de incorporar el preparado en los cacitos de aluminio.

Era justo en el momento de la siesta cuando yo aprovechaba que siempre he sido demasiado inquieto para siestas (al menos de pequeño) para atrincherarme en la cocina y robar los sobrecitos de caramelo. Me encantaba cortar una esquina, lo más pequeña posible para tener esa falsa sensación de que el placer iba a ser ilimitado.

En cuanto mi madre se levantaba y encontraba el desastre lo único que hacía era mirarme con cara de sorpresa y darme un beso. Como con la pasta de las croquetas de pollo.

Preparar el flan de huevo es francamente sencillo. Ayer llamé a mi madre para que me diera la receta y por teléfono no es lo mismo que vivirlo in situ pero vamos, no tiene misterio.

Ingredientes

  • Leche
  • Huevos
  • Canela en rama
  • Corteza de limón
  • Azúcar
  • Caramelo líquido

Preparación

1. Se calienta la leche en un cazo según los flanes que queramos. Imagino que un litro puede sacar unos 5 ó 6 flanes. A la leche le habremos añadido:

  • La canela en rama
  • El azúcar
  • La corteza de limón
  • 6 huevos enteros batidos por cada litro de leche
  • La leche se calienta básicamente para que el azúcar se disuelva bien. No debe hervir.
  • Cuando veamos que todo ha cogido cuerpo lo dejamos enfriar. Según dónde residáis os recomiendo que tapéis la olla con un colador o similar para que nada enturbie la mezcla (y hasta aquí puedo leer).

2. Cuando esté frío se preparan los cacitos o un recipiente grande en función de si queréis flanes individuales o no.
3. Hay que echar en la base del cacto un chorrito de caramelo líquido (se puede comprar o hacer).
4. Yo soy de los que echaría 2 dedos de caramelo pero sinceramente, no hace falta tanto, que cubra la base y la propia textura ya le da una cantidad suficiente.
5. Los cacitos se pondrán al baño maría y en media hora estará cuajado. De vez en cuando introducimos un tenedor para comprobar que no sale grumoso, así sabremos que ya está hecho.
6. Cuando esté frío a la nevera.

Presentación

Para servir podéis sacar el cacito tal cual o volcarlo en un plato. Ideal acompañarlo con nata montada y nueces chinas caramelizadas. Para los súper golosos podéis añadir un chorrito de caramelo líquido extra como siempre hace mi hermana. El “extra” le llama.

Si lo queréis hipercalórico no olvidéis añadir una rodaja de piña en almíbar, medio melocotón en almíbar y algo de helado. El pijama de todas las comuniones en España.

Que lo disfrutéis.

Esto no va bien

Si, es cierto. Esto no va bien y parece que nadie hace nada. Ni siquiera yo. Bueno yo sí he hecho algo. He huido. No en el sentido estricto de la palabra porque no estoy ahí por casualidades del destino pero ahora que estoy aquí me da esa sensación de huída.

Alguien se inventa una ley para favorecer que la urbanización de terrenos (léase desde hacer casas a preparar espacios para convivir) sea algo muy atractivo. Tanto que se empieza una espiral ascendente de comprar terrenos, construir, vender, presionar para que se vendan. Y como la avaricia es infinita, se pide prestado para comprar más terrenos o más grandes, construir más edificios o urbanizaciones enteras, vender más pisos para ganar más dinero y presionar para que el ciclo siga fluyendo al máximo.

Lo que está mal es que todos los actores de esta movida piensan en lo mismo (y entiendo que entendéis que generalizo). Los constructores quieren ganar más dinero haciendo casas y vendiéndolas. Los bancos quieren ganar más dinero prestando a constructores (lo que implica intereses) y prestando a compradores (lo que implica intereses). Los compradores tentados en muchos casos por los bancos que ofrecen préstamos baratos (barato ahora, luego ya veremos) y por los constructores (mira que pisazo, mejor que el que tienes y mejor que el de tu vecino) se embarcan en una compra que muchos de ellos no son capaces ni de entender realmente lo que te vende el banco ni lo que te vende el constructor y si lo puedes pagar ahora (luego ya veremos).

Quién gana con todo esto más que nadie? los gobiernos cortoplacistas como el nuestro (y pienso que el cortoplacismo es inherente a nuestro ADN).

Imaginad en pleno boom lo bien que iban las cosas. Poco paro ya que casi todos estaban trabajando o en construcción o en bancos. Y como los bancos querían más, no sólo te dejaban para el piso, también para un coche, una moto, un viaje soñado, para lo que quieras. Con lo que al final el dinero no sólo va a la construcción sino también a otras industrias lo que sustenta el modelo. Compras porque te presto y como eso genera dinero para otros estos a su vez compran porque tienen o porque también les presto avalado por lo que tienen o lo que ganan.

Ahora que las cosas no van bien porque nadie tiene dinero, es ahora cuando nos quejamos, pero ojo, no hacemos nada (otra característica muy nuestra). Como ha dicho recientemente un jugador de fútbol, Cuando se iba bien, se permitía todo. Cuando no va bien, no. Pues no está bien.

Obviamente después de tanto tiempo con el tema de la crisis no dejas de pensar que las cosas se podrían hacer de otra manera. Pero cada vez más a menudo llego a la conclusión de que no es así.

Si no se hubiera hecho esa ley, seguramente los índices de crecimiento de España y esos 15 años de bonanza que se han vivido probablemente no los habríamos vivido. Primero porque este país no está preparado para hacer otra cosa que no sean 3 ó 4 sectores muy definidos que arrastran al grueso de la economía (sigo generalizando). Y casi 3 de esos 4 dependen de factores internacionales en los que, sí, desengañaos, no pintamos nada en absoluto.

Arrastrada por estas facilidades y otras cosas más, las constructoras estaban repletas de empleados, los entidades públicas contrataban a gogo porque necesitaban mano de obra, los bancos llenos de vendedores más que gestores de dinero, las fábricas de coches y los funcionares casi a plena producción, las peluquerías llenas, los supermercados llenos, los grandes almacenes llenos, las librerías… las librerías no tanto.

Antiguamente esto sólo se veía descaradamente en el chantaje de los fabricantes de coches y otras compañías internacionales cuando amenazaban con cerrar e irse a Eslovaquia (por ejemplo). Enseguida se les prometían ayudas o incentivos a la compra de vehículos (como si nos hicieran falta más) con tal de que no se fueran porque claro, que se vaya Ford o Seat o Nissan de España supondría un descalabro en los niveles de empleo que no hay Gobierno (del color que queráis) que lo analice y planifique para evitarlo.

Por otro lado tenemos el empleo público. Todo el mundo siempre con la cantinela de que no hacen nada, que si están siempre almorzando… si no hicieran nada, el país directamente no iría. No es que se estrellaría con el iceberg, es que ni saldría del puerto. Ahora bien, en momentos de bonanza, le interesa al gobierno ser “eficiente” con el empleo público o fomentar la eficiencia? Si se fomentase la eficiencia se fomentaría el desempleo. Así de simple. Si el circuito está engrasado (el dinero fluye constante y bien) porqué no permitir que el trabajo que puede hacer 1 persona, no lo hagan 2 o más? porque esas 2 ó más, serían desempleados en caso de ser eficiente ya que en realidad, trabajo para todos no hay.

Pero las cosas no siempre van bien así que ahora, recogiendo el fruto de esa ineficiencia, ahora que el dinero no tapa esos agujeros, es entonces cuando algunos de los servicios que se dan a la población no son rentables y por tanto hay que o co-pagar o directamente privatizar. El otro día leí en un tuit algo así “Si la sanidad pública no es rentable, porqué las empresas privadas quieren invertir?”. La sanidad, la justicia, el transporte, la educación…

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Siempre me riñen de que escribo demasiado. Pero no lo puedo evitar.

Después de mi experiencia laboral en una empresa, pensaba que trabajar por objetivos sería estupendo. Trabajar por objetivos implica medir resultados, implica tener claro qué se espera de tu trabajo, de tu tiempo y del valor añadido que aportas al circuito. Trabajar por objetivos impide que la gente se escaquee. En cualquier trabajo, en cualquier situación. Obviamente si te dedicas a montar piezas, construir paredes o cosas de este estilo es bastante fácil. En tus horas de trabajo estipuladas tienes que montar 200 sillas. Así que al final del día es bastante fácil hacer las cuentas. La semana que viene tienes que hacer un informe de situación en función del análisis que hagas de la competencia, de la industria auxiliar y otros actores vinculados al proceso de venta de nuestro servicio/ producto. A ver cómo se come esto…

Pero como decía arriba, cada vez pienso más que la eficiencia en España no es eficiente. Más si cabe ahora que con las nuevas tecnologías, no hace falta ni conductor de autobús (en Castellón tienen uno, pero va un tipo en la cabina para que no pase nada, sic). Ahora que con un ordenador y un programa adecuado, según el puesto de trabajo que sea, sobra gente. Ahora sí que hay que hacerlo todo por el cajero automático o por internet, porque así, es menos gente que necesito en la oficina. Alguna vez os habéis preguntado qué pasaría si todas las operaciones bancarias que hacéis sin un humano a la vista, más que vuestro propio reflejo en la pantalla de turno, volvierais a hacerlas en la caja de la entidad? directamente se colapsaría.

Hay esperanza? creo que cada vez se estimula más el “mientras yo esté bien…” y eso no es bueno. Y ya no hablo de repartir el trabajo entre los que hay (en plan un nuevo tipo de comunismo) pero es que alguien debería racionalizar esto o estamos abocados a tener períodos de precariedad alternados con períodos de bonanza durante el resto de nuestra vida. Aprenderemos de estos 20 años? pues modificando lo que decía Zanussi, el tiempo nos lo dirá.

Lo bueno de todo, es que probablemente ahora con esta “sociedad de la información” que nos envuelve, las cosas que están pasando (quiero creer) serán más fáciles de identificar y por lo tanto evitar.

Alternativas a Instagram

Después del reciente cambio en las condiciones de uso de Instagram la primera reacción por parte de muchos usuarios ha sido la de pensar en cancelar su cuenta.

Para mí que llevo en Instagram desde noviembre de 2010, osea 2 años y 607 fotos, pues me duele un poco.

Por una parte está claro que la compra de Instagram por parte de Facebook en algo tenía que notarse.

A nivel visual lo vimos a principios de noviembre con la presentación de los perfiles de los usuarios, algo que chocaba totalmente con el espíritu tan espartano de los anteriores gestores. Antes de la compra, entrar en la web de Instagram daba hasta pena.

Lo que si hicieron muy bien es abrir desde el primer día su API para que quien quisiera creara usos con el material de los usuarios. statigr.amweb.stagram.com entre otras surgieron para cubrir ese hueco que la propia Instagram no cubría.

Como siempre dice mi madre, nadie da duros a cuatro pesetas. En cuanto Instagram empezó a despuntar en el mercado (creo que su sencillez y que fuera gratuita la catapultaron) los analistas ya comentaban que no estaba claro el modelo de negocio. Concepto maldito en estos momentos pero que al fin y al cabo, no sólo sirve para ganar dinero sino también para mantenerse.

En el momento de la compra, Instagram tenía unos 17 empleados y unos 30 millones de usuarios. Quien sería capaz de decirnos de dónde sacaban el dinero para pagar al staff y los servidores?

Así que cuando Fb compra Instagram la pregunta pasa a ser, cuanto tardará Fb en encontrar un modelo de negocio? Pues exactamente 8 meses. Desde abril hasta diciembre.

¿Es lícito pensar que no es justo que Fb haga este movimiento después de pagar los 1.000 millones de dólares que pagó y que quiera sacarle rendimiento? Yo creo que sí es justo que Facebook haga este movimiento, es decir, es normal que después de comprar Instagram quieran sacarle rendimiento y amortizar la compra. Esta es la base del comercio. Cualquier producto o servicio que se compra requiere una amortización o básicamente estamos hablando de tirar el dinero a la basura.

Qué habría pasado si Instagram fuera de pago o tuviera pagos InApp como Hipstamatic? seguramente no tendría el nivel de popularidad que tiene actualmente pero cada caso es un mundo.

Conclusión. 

Aunque nos duela, es normal que Fb quiera sacarle dinero a Instagram y si no es a base de usuario será a base de publicidad. Con esto se rompe la magia que tenía Instagram y su comunidad de usuarios y por eso muchos de los usuarios se darán de baja.

Alternativas:

Conocéis alguna otra?

Inspiración extraída de:
http://www.fastcompany.com/3004098/5-instagram-alternatives?utm_source=twitter 

Actualización:

  • Instagram sale al paso para decir que no van a ¨vender¨ tus fotos. Se lamentan del lenguaje utilizado y están trabajando en cambiarlo. Leer más
  • Artículo donde se explica lo que posiblemente quiere decir Instagram con las nuevas condiciones de uso. Leer más

 

 

http://blog.instagram.com/post/38252135408/thank-you-and-were-listening

Migración a WordPress desde Blogger

Después de casi 8 años en blogger he decidido migrar a WordPress.

La verdad es que hace demasiado tiempo que no escribo en el blog pero como leí a Genís Roca, cada uno escribe cuando quiere y de lo que quiere.

Después de dar de alta la cuenta en WordPress la sorpresa ha sido cuando he visto que se puede importar desde Blogger directamente cosa que la verdad, es de agradecer que me veía pasando post a post…

En cuanto consiga traspasar el perfil principal pasaré el resto de blogs (viaje a japón, viaje a NYC, etc.)

El día más triste de mi vida

Muchas veces te preguntan que cual fue el día más feliz de tu vida… y yo qué se. Si eres padre (no es el caso) es muy fácil… “El día que nació mi hijo”. Nadie te habla de esa primera “cagada” que pegan, no veas, 9 meses de ful acumulada, tiene que ser horrible.

Pero no hablemos de niños no sea que me deprima.

Si no tienes hijos, las cosas varían de muchas maneras posibles:
– El día que me casé
– El día que me declaré
– El día que ganó el Barça la Champions
– El día que ganó el Madrid la Champions
– El día que el Atleti bajó a Segunda (pobre Atleti…)

Pero muy pocas veces te preguntan cuándo fue el día más triste de tu vida.

El día más triste de mi vida fue el día que descubrí que no tenía superpoderes de ningún tipo.

Los superpoderes suelen ser de muchas tipos, os los enumero.
– Superfuerza. Es ideal cuando tienes hermanos mayores que pasan su adolescencia atollinándote. Al principio mola porque parece un juego pero al final siempre lloras. Y resulta que cuando por paradojas del destino (o de los petit suis que yo me comía 6) te haces más grande que tu hermano y estás en la adolescencia y ves en él ese pelele al que machacar y reírte al mismo tiempo, pues entonces te suelta que no, que ya no juega y que te busques la vida que me voy de discotecas…

– Velocidad supersónica. Lo mejor cuando estás en EGB o como demonios se llame ahora y quieres impresionar al pibón de turno y no hay manera. Entonces en clase de Educación Física con el profe Jose Luís no hacéis otra cosa que ir al río a correr y siempre hay un cabroncete que te gana así que te da el bajón pensando que no se fijan en tí. Es ideal para escapar de los kinkis que te quieren robar. Aunque lo mejor es la técnica del “no llevo nada y además es verdad”, ni dinero, ni reloj ni nada de nada. Al final aún les di un puñado de las pipas que me quedaban y casi nos hacemos colegas.

– Control del espacio-tiempo. Parece una chorrada pero imaginaos el caso. Te encuentras un pelo de sierra de las sierras esas de manualidades del cole en el coche. Y no se te ocurre otra cosa que tirarlo en el asiento delantero del conductor (que es tu señor padre) y se queda allí puesto. Y en esas llega tu padre y en la primera puta vez que se le ocurre espolsar el asiento forrado de leopardo (no había otro modelo que ajustara) y se le clava el pelo ese en medio de la palma de la mano. Medio pelo dentro y medio pelo fuera y horror!!! se le ha clavado al revés, es decir, lo que corta hacia fuera así que cuando lo estire será peor… y entonces mira al asiento de atrás y te pilla a tí haciendo una fuerza sobrehumana para echar el tiempo hacia atrás y tirar el pelo ese por la ventanilla, mira que era fácil, ventanilla-asiento, ventanilla-asiento… y al final elegiste asiento. Qué loser.

– Visión de rayos X. Esta es la favorita de todo adolescente. En esa etapa en la que descubres la sexualidad (bueno, vamos, que otros tienen sexualidad) y te imaginas mirando a través de las paredes o de las puertas o mucho mejor, viendo a través de la ropa de las chicas… Viene muy bien para ver las respuestas en los exámenes de la empollona de turno, pero por mucho que apreté los ojos saqué de media un 0,5 en mates en 2º de BUP .

– La inmortalidad. Puf, esta parece buena pero es una mierda. Sólo tenéis que ver la infame saga de “Los Inmortales” (here we are, born to be kings with the princess of the Univeeeeeeeerse). Se te va muriendo la peña alrededor así que mejor que no. En mi caso con toda la inquina que atesoro igual me molaría, así podría ver cómo van muriendo (aunque sea de viejos) todos los patanes que te cruzas en la vida y a los que gustosamente les darías matarile.

– Inteligencia. Je, si, reiros lo que queráis. Parece de los superpoderes tontos, pero joder ojalá la tuviera aunque fuera de la normal. Te viene de lujo cuando eres el último mono en todo, incluso en inglés de 6º de EGB. Te salen respuestas ingeniosas, en mates de BUP no tienes problemas, el latín se convierte en tu tercera lengua, nadie te pisa. Aún recuerdo en COU (ya crecidito, eh?) en la pizarra analizando el sujeto, verbo y predicado, la profe metiéndote caña y tu ahí como un pasmarote pidiéndo a gritos a tus neurona que echen a correr o lo vamos a pasar mal, francamente mal… qué imagen se quedaron mis compis de aquel año en Jesuitas…

– Superelasticidad. Esta me encanta. Es brutal para jugar al pilla pilla o para salir al toro embolao en el pueblo. Unos recortes, madre mía, ovaciones por todos lados. Lástima que cuando me doblo y estiro los dedos no llego ni a mitad de las canillas. Dicen que es culpa de la natación porque es un deporte que no fomenta la flexibilidad, pero joder, que hasta me da vergüenza.

– Telepatía. Otra de las majors. Quien no ha querido poder leer la mente de los demás? saber qué piensan de tí, poder adelantarte a los deseos del otro, arreglar problemillas, saber cómo afrontar las cosas… El resultado real es que te quedas mirando a la otra persona con los ojos totalmente idos y lo que el otro acaba pensando es que estás como una chota.

En fin, creo que aún me quedan superpoderes que analizar, enviadme vuestras sugerencias y os diré cómo me afectaron a mí mismo.

Web 2.0 vs Andrés

Hoy es el segundo día del curso de web 2.0 orientada a un proyecto cultural y nos han enseñado una herramienta curiosa.
Es un buscador en el que al poner un concepto se dedica a localizar videos, fotos, sonidos, etc. y hace como un remix.

Os dejo el de Andrés y sus fotos.

Oamos

Taca y Rufo se divierten

Este fin de semana pasado he estado en Mar Plata para ver a la familia antes de mi viaje a New York (más información).
Os pongo aquí un par de vídeos.
El primero es de Taca (el perro de mi padre) y de Rufo (el perro de mi hermana Rosa). Aunque parecen la noche y el día en cuanto a tamaño la verdad es que se lo pasan pipa.

Este otro video es de mis colegas después de unas cuantas partidas de frontón. Son un poco cafres pero buena gente.